Inicio » Destacado » Por un Plan de Emergencia Alimentaria para Canarias.

Por un Plan de Emergencia Alimentaria para Canarias.

“Mi madre nos contaba a mi hermano y a mí, cuando éramos niños, cómo durante los años de asedio a Madrid y luego tras la Guerra Civil debían echarse a la calle cada día a ver qué encontraban para poder comer. Casi nunca había nada y nunca había con qué pagarlo. Y así vivieron.”, lo escribe el periodista Fernando Garea en un artículo que titula No merecían este horror. El horror de nuestros mayores, en mi último artículo señalaba a algunos de los responsables. En esta ocasión se trata de Canarias, aprovecho el recuerdo del señor Garea para enlazar con otro titular al que apuntan muchos diarios: La peor crisis desde la II Guerra Mundial: en 3 meses, se perderán 230 millones de empleos. Y la pregunta es: ¿cuántos de esos empleos se perderán en Canarias?
indigente-pobre-crisis--644x362
El turismo, casi nuestra única industria, la temporada ya se fue. Hablan de febrero de 2021 para empezar a ver algo de repunte, siendo optimistas, aunque parece claro, el turismo tardará mucho en volver a ser lo que era, si es que algún día vuelve. La crisis es planetaria, lo primero que recorta una familia son las vacaciones en el extranjero. Si el virus no frena y no hay una vacuna fiable es probable que los mayores de 65 años no vayan más de vacaciones. Sindicatos apuntan ya a 50.000 puestos de trabajo menos en el sector hotelero en Canarias, eso así a bote pronto. El obligado distanciamiento social implicará que restaurantes, discotecas, cines, teatros y otros eventos de ocio deban limitar su aforo a mucha menos gente, con la pérdida subsiguiente de ingresos. ¿Cuántas empresas se verán abocadas a cerrar por no poder siquiera cubrir gastos?
20200407_202408
El 3 de abril otro titular decía lo siguiente: Canarias registra más de 22.000 ERTEs que afectan a casi 158.000 trabajadores. ¿Cuánto tardarán en tramitarlos?, ¿los aprobarán todos?, ¿cuándo cobrarán?, ¿y por cuánto tiempo? Y estos aún guardan alguna esperanza, hay otros que ni eso. Un diario de Tenerife apuntaba el otro día una cifra: Más de 100.000 canarios no recibirán ayudas pese a quedarse sin trabajo. Sí, es la mal llamada economía sumergida, sería más justo llamarla economía de supervivencia porque eso es lo que es.
20200407_195629
Cierto, tampoco tenemos que ponernos en lo peor, igual las cosas se arreglan más rápido de lo que pensamos. Bien, pero… ¿y si no? Todo gobierno que se precie tiene que tener un plan B, y si me apuran hasta un plan C y un plan D. Si estamos ante la mayor crisis desde las grandes guerras hemos de ponernos ante un horizonte acorde a las necesidades que se vivieron en aquellos tiempos, en Canarias al menos, cuando ya antes del coronavirus éramos una de las regiones más empobrecidas del país. Y en la realidad que nos viene, hay que empezar por lo más básico: vivienda y comida.

En lo relativo a la vivienda, si ya antes las había vacías a miles en Canarias, en torno a 100.000 según diversos estudios, con la pérdida de turistas se supone que habrá vacías muchas más. No parece pues tan complicado habilitar casas para todo el mundo teniendo lo esencial: viviendas deshabitadas.
vivienda digna
Con respecto al derecho a la alimentación, ayer leía en un diario de tirada nacional al portavoz del comité científico que asesora al Gobierno Canario decir lo siguiente a propósito del confinamiento: “Tenemos más problemas de obesidad, de diabetes, de enfermedades cardiovasculares y no queremos que la gente esté en casa de forma sedentaria”. Y bien, ¿por qué creen que tenemos los canarios tantas enfermedades?, ¿porqué no nos gusta hacer deporte? No señores no, a muchos canarios y canarias no les llega el día para mucho más allá de buscarse la vida con lo más simple, así que si quieren buscar razón a este cúmulo de enfermedades acháquenlo en buena parte a la mala calidad de la comida a la que muchos pueden aspirar y remátenlo con otro dato: “La cesta de la compra más cara de España está aquí, en Canarias. Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria son las ciudades donde ir al mercado nos sale mas caro, para ser exactos un 6, 47 por ciento por encima de la media nacional.”
alimentación y diabetes
Frente a este panorama, ¿cuál es el plan de nuestros dirigentes políticos?: ¿un cheque de 120 euros para familias con niños de `cuota cero´ en el colegio?, ¿una PCI que apenas llega al 1% de la población que lo necesita?, ¿ una renta básica que es poco menos que un brindis al sol?, ¿una comprita cada 3 meses si es que te llega?, ¿hacer cola frente a la asociación caritativa de turno por una bolsita de macarrones, garbanzos y arroz con todas las carencias e indignidades que este sistema genera? ¿En serio esto es todo lo que proponen? ¿Volveremos a las cartillas de racionamiento?

Mi respuesta es un rotundo no. Canarias necesita poner ya en marcha un Plan de Emergencia Alimentaria que cubra esta primera necesidad básica en unos mínimos aceptables. Un plan que cuente con presupuesto económico suficiente y que no pase por cargar el peso del mismo en las ONGs y asociaciones caritativas que habitualmente lo hacen y cuyas miserias e irregularidades nos hemos cansado de denunciar en el pasado desde plataformas y colectivos sociales de Tenerife. Algo tan sencillo como poner dinero en una tarjeta habilitada al efecto para que la familia beneficiaria pueda ir a un comercio a comprar. Por supuesto, también hay que aprovechar los excedentes alimentarios, la sobreproducción de comida que habitualmente tenemos en el Primer Mundo, hay que hacerla llegar a la gente que lo necesite, pero sin trapicheos, en buen estado, una comida completa no únicamente producto empaquetado, sin humillaciones, clientelismo o contraprestaciones interesadas.

Comida y vivienda dignas, el pueblo canario ya ha sufrido bastante. Debemos asegurar lo básico en los años duros que se presume vendrán, a falta de pensar en cómo vamos cambiando y diversificando nuestro modelo productivo en ámbitos como las energías renovables o el sector primario, o mirando más al continente al que pertenecemos geográficamente.
casta-politica
Para ello, a modo de propuestas, aquí van algunas sugerencias: el superávit, eso de lo que tanto ha presumido el Gobierno de Canarias en los últimos años, empiecen a usarlo ya y no espere a la autorización del gobierno central porque en buena lógica contará con ella; y dado que casi todo está parado y tardará en coger la velocidad de antes, puesto que dicen que nuestro mundo ya no volverá a ser el que era, convendría que fueran desmontando buena parte de las Administraciones y adaptándolas al mundo más austero que nos viene. Esto es, suprimiendo organismos duplicados con funciones parecidas –en Canarias por ejemplo, tenemos Ayuntamientos, Cabildos y Gobierno Autonómico, tres administraciones con miles de cargos y funciones repetidas, ¿en verdad son necesarios todos?-, adelgazando departamentos y sueldos –mínimo un 30%-, asumiendo que la fiesta terminó, también para ustedes los políticos. Y, después de todo, agradeciendo que el virus nos ha dejado vivos y nos ofrece la oportunidad de empezar de nuevo, que este nuevo comienzo lo sea con más solidaridad, cooperación y justicia social y menos nacionalismos cerrados y democracias pseudototalitarias.


Eloy Cuadra
, escritor y activista social en otros tiempos.

2 Comentarios

  1. José Ángel Pérez Calero

    Querido Eloy: no sólo esto, sino el RETORNO AL CAMPO. Para cualquier emergencia, no digamos ya guerra, es muy importante tener un SECTOR PRIMARIO que nos dé de comer a todos. Si haces una petición para ello, cuenta conmigo. Soy de familia pequeño-agrícola y sé perfectamente lo que me digo. Antes, una buena parte de la población tenía un trozo de terreno con agricultura y animales: cochinos, gallinas, cabras, conejos… Porque eran sabios. Hasta que los políticos fomentaron el monocultivo turístico y su secuela, la construcción. ¡Menuda encerrona..!
    … cuando nos cierren las fronteras y el abastecimiento exterior por tierra y aire, metemos los apartamentos en pan ¡y hacemos bocadillos de cemento..!
    Se ha visto que “la tortilla” se puede virar muy fácilmente: casi de un día para otro.
    Por último, un gobierno, tanto nacional como autonómico, está para estas previsiones, y no sólo para subirse los sueldos constantemente.
    Somos LA GENTE los que tenemos que EXIGIR planificar la economía y los sectores estratégicos. Si no, ocurrirá algo aún peor que lo que ha ocurrido en este confinamiento: personas perfectamente válidas muriendo por falta de unos miserables artilugios de protección y respiración.
    Gracias por estar ahí, Eloy. Un abrazo.

    • Claro amigo, volver al sector primario, no depender tanto del exterior, actualmente casi todo lo tenemos que traer de fuera, es un suicidio colectivo. Esperemos que esta sacudida global nos sirva para algo.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>