Inicio » Destacado » ¿Pandemia en España?: mejor llámelo datos inflados y colapso sanitario.

¿Pandemia en España?: mejor llámelo datos inflados y colapso sanitario.

Para empezar, la manera más lógica de visualizar una pandemia es compararla con una pandemia que ya hayamos sufrido y ver si se parecen. La última gran pandemia global que sufrió la humanidad fue la de la gripe española de 1918. En apenas dos años, aún sin datos concluyentes, diferentes estudios sugieren que pudo afectar a 500 millones de personas y provocar la muerte a entre 50 y 100 millones en todo el mundo, con pueblos indígenas que llegaron a perder hasta el 90% de su población. La sintomatología era la de una gripe fuerte, y cómo  por entonces no existían las pruebas PCR no se contaban los asintomáticos. Las personas sin síntomas simplemente no estaban enfermas, y no se contabilizaban, se entiende pues que los 500 millones de personas afectadas tenían síntomas de la enfermedad. Si la gripe española se comportaba igual que el covid-19 es posible que en 1919 hubiera muchísimos más asintomáticos que esos 500 millones de personas que contaron como infectados. Y así, en el verano de 1920 el virus desapareció tal y como había llegado, sin vacuna, quizá porque se había alcanzado la inmunidad de rebaño. Parece que algunas diferencias notables en relación con la nueva pandemia existen. 
gripe española foto 2

Ahora veamos lo que hay en España a día 4 de noviembre.*  El señor Simón comparece en rueda de prensa y habla de 38.118 fallecidos hasta la fecha, con 19.943 ingresados en hospitales en todo el país, de los cuales 2.754 lo hacen en camas UCI, para un 16% de ocupación de plazas hospitalarias y un 29% de ocupación de camas UCI. No habla el señor Simón en su comparecencia de los contagiados activos que hay en España, pero nos hemos ido a buscar ese dato y son a 4 de noviembre 1.095.914 personas. Analizando los datos con una sencilla regla de tres vemos que de los contagiados activos actuales solo el 1,8% están necesitando de tratamiento hospitalario. Dicho de otra manera: a 4 de noviembre el 98,2% de los contagiados por covid-19 en España sufren la enfermedad de manera leve o asintomática, dado que no necesitan acudir a un centro hospitalario. Y con este dato tan revelador están aterrorizando,limitando y arruinando un país por décadas.
datos 4 noviembre
Tampoco habla el señor Simón de los asintomáticos porque sería escandaloso. En realidad hace tiempo que en España no se ofrece ese dato, ¿casualidad? En el Reino Unido a mediados de octubre hablaban de más del 80% de asintomáticos, según un estudio de la University College de Londres. En España la última publicación conocida que hemos podido encontrar de eso data de mediados de agosto: la Comunidad de Madrid hablaba deun 80% de asintomáticos. Si resulta, como parece, que tenemos un 80% de asintomáticos, aunque no lo quieran decir, lo que en realidad tenemos son unos datos muy inflados, que pudieran ser perfectamente achacables a las pruebas PCR que se están usando para determinar los contagios (hasta hace unos días eran 13 millones de PCR las que se habían hecho en España). El asunto de las PCR daría para otro artículo aparte –les ruego que investiguen-, pero está sobradamente documentado que las PCR nunca fueron tenidas por un método fiable de diagnóstico, y sí por un muy buen instrumento de investigación científica. Por ser un método muy sensible y factible de mala praxis, contaminación o positivo no concluyente, por usarse amplificaciones de ciclos iguales o superiores a 40 ciclos que terminan por amplificar una porción muy pequeña del virus que difícilmente puede ser tomada por un contagio, cosa que por cierto se está haciendo en España.

Con datos inflados o no la realidad es que la presión hospitalaria que sufrimos en España en la actualidad por cuenta del covid-19 es considerable, y es evidente que hay un virus que está contagiando gente y hay personas que están muriendo, si bien es cierto que en mucha menor medida que en el mes de abril. Y en realidad lo que tenemos es un sistema sanitario apunto del colapso, que hace necesaria la toma de medidas que provoquen un menor flujo de pacientes en los hospitales. Este colapso de nuestro sistema sanitario viene dado por distintos factores, que pasamos a enumerar.

a). Déficit de médicos: según estudios oficiales serían unos 4.000 los médicos que faltaban en España al inicio de la pandemia, ahora faltan muchos más.

b). Muchas bajas: también según datos oficiales los profesionales sanitarios contagiados de covid en la actualidad superarían los 73.000.  Leen bien… ¡73.000!
73000
c). Un colectivo muy quemado: tal es el punto que desde el 27 de octubre hay una huelga de médicos en España en protesta por la falta de procesos selectivos,  la sobrecarga asistencial, la discrecionalidad en el nombramiento de puestos y un caduco e insuficiente modelo retributivo.

d). Fuga de médicos: a la sanidad privada y al extranjero (las solicitudes para trabajar fuera crecen un 197% respecto a2011).

e). Falta de plazas MIR: es un hecho que los médicos están hartos de denunciar, Sanidad no amplia la oferta de plazas MIR y muchos licenciados no pueden acceder a la Sanidad Pública.  

f). Pocas camas hospitalarias y camas UCI en comparación con los principales países de nuestro entorno, según informes recientes de la OCDE.

g). No hay atención primaria, los centros de salud están colapsados, algo que podemos constatar en un titular reciente del nada sospechoso de negacionista periódico El país: “Los médicos de atención primaria denuncian “el colapso” de los centros de salud” 

h). Se ha apostado mucho por la Sanidad Privada y Concertada en España en las últimas décadas en detrimento de la Sanidad Pública, pero en la crisis del covid la mayoría de centros privados o concertados se han puesto de perfil y no atienden a enfermos ni ayudan a descongestionar nuestros hospitales.  

Con este panorama, ante semejante cóctel de carencias y malas gestiones, no es de extrañar que nuestro sistema sanitario colapse en breve si no lo ha hecho ya. Tal vez por esto, solo por esto, estarían justificadas algunas de las medidas y restricciones que nuestros gobiernos están imponiendo. Pero es de justicia que la gente lo sepa, casi nada de esto se está contando a la gente en España, y la historia cambia, el asunto se ve de otra manera, ya no parece tanto una pandemia y sí un caos de gestión mantenida en el tiempo, y la culpa de lo que pasa en España ya no es tan achacable a los ciudadanos (aunque también por haber votado y mantenido a unaclase política tan inepta), y sí mucho a nuestra clase política y a un control exagerado del discurso y la información que se filtra a los medios en España.

 Eloy Cuadra, escritor y activista social.  

*Nota aclaratoria: la información y los datos que se aportan en el artículo están todos basados en comunicaciones oficiales y publicaciones de medios sobradamente contrastados fácilmente accesibles con una sencilla búsqueda en internet. 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>